7 de abril de 2014

El ferrocarril como fuente de inspiración artística

Hace unos meses publicábamos una entrada dedicada a El Platanito, un prototipo de automotor italo-español que no pasó de la fase de pruebas y que, aunque llegó a servir comercialmente, quedó abandonado en una estación navarra.

Gracias a ese artículo entablamos colaboración (y amistad) con Víctor Plaza, presidente de la Asociación de Amigos del Ferrocarril El Platanito.

La AAFEP no ha cesado desde su fundación de organizar actividades, siendo una de ellas la organización de una exposición titulada “El Ferrocarril como fuente de inspiración artística”.
Para ello, han contado con Jorge Calderón, Sebastián Yagüe, Jorge Cámara y con la fotógrafa de Esperando al Tren, Daphneé García.

La exposición estuvo desde el 4 hasta el 26 de abril de 2014 en el Centro Cultural Juan Prado de Valdemoro (Madrid) y por ella pasaron más de 2200 personas, todo un record para la sala que, recordemos, sólo permanecía abierta un máximo de dos horas diarias.

Para todos aquellos que no pudieron acercarse y para los que sí y que quieran recordarla, en la entrada de hoy vamos a repasar las fotografías expuestas.

Trenes abandonados
La parte fotográfica de la exposición se divide en tres apartados, comenzando por el dedicado a los trenes abandonados.
En él mostramos imágenes de diferentes locomotoras, coches y vagones que hemos ido encontrando en los lugares abandonados que visitamos.
Bajo cada fotografía hay una pequeña explicación.

La Mikado
Villarcayo (Burgos), 2012 – Desde 1991 esta vieja locomotora de vapor con matrícula 141 F 2401 yace en Villarcayo tan abandonada como la propia estación.
Aunque el paso del tiempo y los vándalos han acabado con su color original, su figura aún luce majestuosa en lo que fuera la playa de vías.

Desde la ventana
Renania del Norte-Westfalia (Alemania), 2010 – Composición de cuatro coches de dos pisos fabricados por Waggonbau Görlitz.
Estaban abandonados en el interior de una fábrica.

El correo puede esperar
Soria (España), 2008 – En la estación soriana descansan 34 furgones de Paquexpres de las series D8, D10, D11 y D12.
A la izquierda el automotor 592.200 (conocido como “Supermán”) que cubría la relación Madrid Chamartín - Soria.

El Platanito
Castejón de Ebro (Navarra), 2008 – El UT-443 fue el único ejemplar construido de esta serie.
Después de un largo periodo de pruebas y de una corta puesta en servicio el automotor, formado por 4 coches, se traslado a Castejón de Ebro con la intención de preservarlo.

El Platanito
Castejón de Ebro (Navarra), 2008 – Diferentes motivos han dado al traste con todo intento de recuperación, pero gracias a los esfuerzos de la Asociación de Amigos del Ferrocarril El Platanito en un futuro no muy lejano es posible que podamos volver a verlo en todo su esplendor.

Escondida
Valonia (Bélgica), 2009 – Una de las muchas locomotoras diesel de la serie 51 que los ferrocarriles belgas dejaron abandonadas en un antiguo depósito.

Sin destino
Valonia (Bélgica), 2010 – Al mismo tiempo que las 51, alrededor de veinte locomotoras de maniobras de la serie 73 de la SNCB fueron retiradas al un depósito del que ya nunca saldrán.

Sin estación, sin vía
Flandes Occidental (Bélgica), 2012 – Dos coches de la serie M2 fueros llevados, junto con un avión y numerosos vehículos, a un centro de entrenamiento de bomberos.
Ahora el centro, los coches, el avión y los vehículos están abandonados.

La vieja grúa
Canfranc (Huesca), 2012 – Grúa puente sobre las vías de ancho mixto en la Estación Internacional de Canfranc.
Bajo ella, cuatro coches históricos se pudren sin que nadie haga nada por evitarlo.

Enganchados
Canfranc (Huesca), 2012 – Sin esperanza de volver a rodar, estos dos coches quedaron unidos en una vía muerta de Canfranc.
Irónicamente llegaron aquí para ser preservados.

Con la oficina a cuestas
Canfranc (Huesca), 2012 – Ex coche cama WL2955 reconvertido para el servicio interior de Renfe, concretamente para la Jefatura de Obras e Instalaciones.

Mimetizados
Canfranc (Huesca), 2013 – Estos dos coches, uno de ellos de madera, casi pasan desapercibidos en la grandeza del paisaje pirenaico.
Dentro de poco, al igual que muchos de sus compañeros, se perderán en él.

Una segunda oportunidad
Rothley (Inglaterra), 2011 – Este coche de British Railways permaneció años abandonado hasta que la organización Friends of the Great Central Main Line se hizo cargo de él.
Pronto estará rodando de nuevo por la vía gracias al apoyo de particulares, empresas y voluntarios.

Una segunda oportunidad
Rothley (Inglaterra), 2011 – Misma suerte correrá esta locomotora Clase 25/3 de los ferrocarriles británicos.
Construida en la segunda mitad de los sesenta está ahora pendiente de restauración por parte de la Great Central Main Line.

Infraestructuras abandonadas
Tan importantes como los trenes son los edificios, señales, vías… La segunda parte se centra en estos elementos, normalmente mucho más fáciles de ver.

Atención al tren
Merindad de Valdeporres (Burgos), 2012 – Había señales como esta en todos los pasos a nivel sin barreras de España.
Muchas de ellas siguen advirtiendo del paso de un tren que nunca llegará.

La petite ceinture
París (Francia), 2008 – Rodeando la capital francesa y todavía visible, el “pequeño cinturón” sirvió al tráfico viajeros y mercancías hasta 1934.
La competencia de la red metropolitana fue clave en su cierre.

La petite ceinture
París (Francia), 2008 – La línea se construyó en trinchera y las estaciones estaban sobre ella, a la altura de la calle.
Sólo un pequeño tramo, que estaba unido a otra línea, continuó en funcionamiento hasta 1985.

La petite ceinture
París (Francia), 2008 – Precisamente esa parte de la explanación se utilizó en 1988 para la construcción del RER C (Cercanías).
Esta topera marca el fin del tramo abandonado.

La petite ceinture
París (Francia), 2008 – El único modo de acceder hoy es a través de la propia vía, lo que en gran medida ha contribuido a preservar parte del material.

Sin paradas
Las Infantas (Madrid), 2013 – Este antiguo apeadero perteneciente a la línea Madrid-Valencia lleva años sin servicio aunque por sus vías continúan circulando los trenes.
El edificio de viajeros está cada día más deteriorado pero aún conserva todo su encanto

¿Futuro museo?
Canfranc (Huesca), 2012 – La rotonda de locomotoras que Norte tenía en Canfranc es el lugar que podría albergar el futuro museo del ferrocarril de la localidad oscense, en una disposición similar al de Vilanova i la Geltrú (Barcelona). 
Desgraciadamente, si al final el proyecto se materializa, no quedará ni un solo coche que exponer.

Desvío imposible
Valonia (Bélgica), 2009 – La palanca del cambio de agujas se esconde entre la maleza. Pronto nadie podrá verla y la vía quedará cerrada para siempre.

En medio de la nada
Aldealpozo (Soria), 2008 – Muchas estaciones se construyeron lejos de los pueblos a los que servían, haciendo del ferrocarril un medio de transporte incómodo y dejándolo poco a poco sin viajeros.
Esta, perteneciente a la línea Soria-Castejón, fue una de ellas.

Final de trayecto
Merindad de Valdeporres (Burgos), 2012 – Tras décadas de obras inconclusas, el Santander-Mediterráneo jamás llegó hasta el mar y en 1985 fue clausurado.
Las pocas esperanzas de reapertura se han esfumado gracias al levantamiento sistemático (e inexplicable) de la vía.

Y se quedó esperando al tren
Yera (Cantabria), 2012 – Estaciones, túneles, viaductos… Lo único que le faltó a la ampliación del Santander-Mediterráneo fue la vía y, por lo tanto, el tren.
La estación de Yera está perdida entre montañas, aunque lejos de cerrar por la falta de viajeros, la realidad es que jamás llegó a abrirse.

Yo me bajo aquí
Corella (Navarra), 2008 – esta fue la última estación que vio El Platanito antes de quedar inmovilizado en Castejón de Ebro.
La “A” en primer plano indica que estaba catalogada como apeadero.

360 grados
Sayerce (Francia), 2013 – Aún hoy, 100 años después de que fuera construido, sorprende el túnel helicoidal de Sayerce, que mediante una curva continua de casi 2 kilómetros permite salvar un desnivel de 61 metros.

Desproporcionada
Canfranc (Huesca), 2012 – En plena montaña, desafiante, la Estación Internacional fue todo un símbolo cuando se inauguró en 1928.
La que es (porque sigue en uso) una de las estaciones más grandes de Europa sirve a un pueblo que en 2012 tenía… 512 habitantes.

Rescatados
Bajo este último epígrafe se reúne el trabajo de mucha gente, normalmente fuera de España, que gracias a su esfuerzo, dedicación e ilusión ha podido recuperar desde estaciones y vías hasta un farol original, pasando, claro está, por locomotoras, coches y vagones de todo tipo.

Acero y carbón
Llangollen (Gales), 2012 – El ferrocarril forma parte de la historia y como tal debemos preservarlo para evitar que desaparezca.
Desde la AAFEP miramos con envidia a nuestros vecinos y nos preguntamos si algún día será posible recuperar también en España esos trocitos de historia.

Sobre ruedas
Ongar (Inglaterra), 2011 – La tarea es difícil: arreglar, lijar, engrasar, pintar… pero con un poco de ayuda y sobre todo sin trabas administrativas, las viejas locomotoras disfrutan de una segunda vida.

Poco a poco
Hamm (Alemania), 2010 – Es un duro trabajo lograr que un montón de chatarra oxidada vuelva a convertirse en una joya de la ingeniería.
Esta magnífica locomotora está, más o menos, en la mitad del proceso.

De nuevo en la vía
Rothley (Inglaterra), 2011 – Esta serie de vagones de diferentes tipos vuelven a estar operativos, únicamente a falta de una mano de pintura.
Las asociaciones británicas, que viven básicamente de la explotación de ferrocarriles turísticos, no rechazan nunca material aunque no les sea “rentable”.

Un largo camino
Ongar (Inglaterra), 2011 – Recuperar una línea abandonada no es una tarea sencilla, pero la cantidad de material rodante, estaciones y vías rescatadas que hay en Gran Bretaña son una prueba evidente de que es perfectamente posible hacerlo.

Un largo camino
Ongar (Inglaterra), 2011 – Con trabajo, voluntad y ayuda privada, la herrumbre se torna brillante, las vías regresan a su lugar y los trenes vuelven a circular.
En la foto, una Clase 37 de British Railways recién pintada con sus colores originales junto a un montón de raíles y traviesas listos para ser colocados.

Un largo camino
Ongar (Inglaterra), 2011 – La vía es el inicio de todo y en España, lejos de preservarla, seguimos arrancándola obedeciendo a no se sabe qué oscuros intereses.
Las mal llamada “vías verdes” ni son vías, ni son verdes.

2ª Clase
Hamm (Alemania), 2010 – Este coche, construido en 1942, lleva años en el exterior de un taller de reparaciones.
A pesar de estar en un lugar de fácil acceso su estado de conservación es envidiable.

Farolillo rojo
Sheringham (Inglaterra), 2014 - Al final de todo convoy es preceptivo colocar una luz roja.
En este caso se ha utilizado un antiguo farol de British Railways (BR) para cumplir con la ley sin perder realismo.

Hace un siglo
Rothley (Inglaterra), 2011 – Perteneciente al Great Central Railway, esta estación se ha restaurado tratando de respetar el aspecto que tenía en 1912.
Se han cuidado tanto los detalles que hasta la iluminación es de gas, tal y como era originalmente.

Viajeros al tren
Llangollen (Gales), 2012 – Además de locomotoras, coches y vagones, las estaciones también son recuperadas cuidando hasta el más mínimo detalle.

Hacia el futuro
Sheringham (Inglaterra), 2014 – Esta línea es otro ejemplo de que no es imposible lograr los sueños.
El ayer aislado North Norfolk Railway ha sido de nuevo conectado, gracias al esfuerzo de los voluntarios, con la red nacional.
Así, pueden fletar trenes a otras partes del país y recibir a los de otras asociaciones.

Maniobras
Bitton (Inglaterra), 2013 – La pequeña locomotora de vapor Earl David empuja una composición de cuatro coches desde el depósito hasta la estación.
La mayor parte de los fines de semana y durante las vacaciones escolares se puede disfrutar de un delicioso paseo en el Avon Valley Railway.

Atasco en la gran estación
Canfranc (Huesca), 2012 – Si raro es ver la estación operativa, más extraño es encontrarse a los dos “Tamagochis” en la misma vía.
El de atrás sufrió una avería y fue sustituido por un autobús.
El de delante es el de la tarde, que llegó con su habitual retraso.

Texto: Tomás Ruiz
Fotografías: Daphneé García

10 comentarios:

El Platanito Valdemoro dijo...

De parte de ls Asociación de Amigos del ffcc "El Platanito", es un honor el poder contar con vuestras estupendas fotos para la exposición. A título personal,lo es poder contar con vuestra amistad.Ojalá sea el primero de muchos proyectos en conjunto.

Manel Kaizen dijo...

Bravo por la iniciativa!! ...Y por supuesto, enhorabuena por la entrada, este blog nunca defrauda ;-)
Saludos!

Esperando al tren dijo...

El Platanito Valdemoro, muchas gracias a vosotros por contar con Esperando al tren en esta aventura. Y ojalá pronto tu nick sea una realidad.

Manel, también agradezco tu apoyo (nuevamente) y aunque esta no sea una entrada "al uso" me alegra que te haya gustado

Renfero Torrejon dijo...

Estupendos reportajes,adelante con la idea y seguiremos pendientes de los avances

Toni Solano dijo...

Precioso reportaje :)

Esperando al tren dijo...

¡Muchas gracias! aunque el mérito es únicamente de la fotógrafa :-)

Maquinas y Escombros Urbex dijo...

Trenes, trenes, trenes! Desde luego te has explayado en este tu campo favorito con esta recopilación, algunos de estos gigantes de hierro me son familiares me traen buenos (y absurders) recuerdos jeje.

Esperando al tren dijo...

Cierto, caballeros, cierto. Qué recuerdos ferroviarios por tierras británicas (mamá pájaro incluida)
La gente de la asociación "El Platanito" nos dio la oportunidad y, como bien dices, trenes, trenes y más trenes.

November Hardcöre dijo...

Resumen interesante para despertarnos en el interior las sensaciones a los románticos de las vías... En mi caso el estudio de las linéas abiertas desembocó en la pasión por las cerradas en la década de los 80 e ir a conocerlas con los equipos al hombro.
Lamentablemente en Soria no queda ni una de esas unidades ex-paquexpress o Grandes Lineas, las combirtieron en la misma playa de vías en chatarra vendida al mejor postor...Soñaba con un museo al aire libre soriano, pero de nuevo la 'marca España' quedó patente al no preservar esos vehículos. Triste y absurdo cual administración de éste país de botijo y pandereta lleno hasta el borde de caziques.
Pasa suerte mia pude inmortalizarlos en película de 35mm en blanco y negro para siempre poco antes de que los hicieran desaparecer...
De nuevo un placer pasarse por Esperando el tren para leer vuestra nueva publicación.

Esperando al tren dijo...

No sabía que no estuvieran ya. Parecía que estarían allí para siempre, como parte del paisaje de la enorme y vacía estación. Sí señor, esto es España.