13 de octubre de 2010

El parque de atracciones de Artxanda (1ª parte)

Hay lugares abandonados que despiertan muchos más sentimientos que otros.
Casi nadie tiene cariño a una gasolinera o una fábrica, pero si hablamos de un colegio o de una estación de tren los comentarios en el blog se multiplican.
Con el abandono de hoy espero que se produzca esa misma reacción, pues se trata de un lugar en el que muchos bilbaínos han pasado buena parte de su infancia, bien en el propio parque, bien nadando y jugando en las piscinas.

Comenzamos hoy un especial de dos partes en el que, volviendo a ser niños, recorreremos el Parque de Atracciones de Vizcaya.

El proyecto

Las autoridades provinciales vizcaínas lanzaron a principios de los años setenta una convocatoria pública. En un refinado lenguaje, propio de la época, dicha convocatoria decía lo siguiente:
“La Excelentísima Diputación Provincial de Vizcaya proclama oficialmente la necesidad que siente la provincia de un lugar que, abierto a los cuatro vientos y a todas las gentes, sirva de solaz y esparcimiento, de recreo y alivio a una vida trabajosa y comprometida, a grandes y pequeños; de unas instalaciones que, conjugando lo clásico con lo moderno, ofrezcan el medio más limpio y natural de entretener el ocio; de un conjunto que, por desconocido y ansiado a la vez, llame la atención de todos”
El 31 de mayo de 1972 se publicaba en el Heraldo Provincial la disposición de tres importantes entidades como eran Bankunión, la Caja de Ahorros Municipal de Bilbao y la Caja de Ahorros Vizcaína de hacerse cargo del proyecto.
Dos meses más tarde, el 28 de julio, la Excma. Diputación otorgó su confianza a la sociedad Parque de Atracciones de Vizcaya S.A. que fue expresamente constituida por las tres entidades financieras y la empresa Parque de Atracciones de Madrid para la construcción y explotación del recinto.
El 9 de julio de 1973 comenzaban los trabajos y en poco más de un año unos 270 obreros de la empresa Edificios y Obras S.A. construyeron el parque tras haber utilizado 13 toneladas de dinamita para remover alrededor de 300.000 metros cúbicos de tierra.
1354771367_3fcb374a18_o Entre sus cifras destacan los 250 metros de largo por 20 de ancho de la avenida principal, las 75 toneladas de peso de la montaña rusa, los 2000 metros cuadrados del porche de la entrada, los 22 kilómetros de cable subterráneo para la instalación eléctrica o los más de 11 kilómetros de tubería de suministro de agua y saneamiento.
El parque ocupa aproximadamente 10 hectáreas en la denominada zona del Vivero, en la ladera del monte Ganguren, a muy pocos kilómetros del centro de Bilbao.
Sin títuloArquitectura
El proyecto fue encargado a dos estudios de arquitectura de la ciudad.
Artxanda 0287 Por un lado al de los hermanos José Luis y Mariano Ortega, que fueron propuestos por uno de los socios, Bankunión, al haber diseñado su sede en la bilbaína Plaza Circular (hoy Caja Navarra)
José Luis Ortega Por otro, al formado por Ricardo del Campo, José Luis Burgos y Juan Manuel Pazos.
Juan Manuel Pazos Dos estilos conviven perfectamente en el recinto y van desde la ligereza de las pirámides hasta la contundencia del edificio del mini-zoo.
Artxanda 0510Artxanda 0686 Las primeras se construyeron para albergar de la lluvia a alguna de las atracciones, concibiéndose desde el principio de modo que pudieran ampliarse o reducirse según la necesidad.Artxanda 0313 Artxanda 0149Artxanda 0365 Artxanda 0434Las ocho pirámides son de color rojo y disponen de una enorme linterna en cada vértice.
Artxanda 0187Artxanda 0207 Artxanda 0443La estructura de acero descansa sobre pilares de hormigón, algo que hubiera permitido, de haberse construido más atracciones, añadir tantos módulos como se deseara.
Artxanda 0511Artxanda 0238 Contrastando con las livianas pirámides están los edificios del mini-zoo y las oficinas e incluso el mobiliario urbano del parque.
Artxanda 0813 Artxanda 0822Artxanda 0444 Artxanda 0573 Artxanda 0580 Acorde con la época fueron construidos en estilo brutalista, caracterizado por sus geometrías angulares repetitivas y por apreciarse claramente en sus superficies de hormigón las texturas de los moldes que les dieron forma.Artxanda 0166

La inauguración
Por aquello de aprovechar el verano la idea era inaugurar a principios de julio de 1974, pero a pesar de la celeridad con la que se habían llevado a cabo los trabajos el parque no pudo estar completamente acabado y hubo que retrasar la fecha de apertura.

La expectación iba en aumento en la ciudad, así que con el fin de evitar una afluencia masiva de público la inauguración oficial se programó un miércoles, concretamente el 14 de agosto de 1974.
Pero el 13 se anunció un nuevo aplazamiento de diez días, hasta el 24 de agosto… fecha en la que se volvió a retrasar la inauguración por problemas técnicos.
Por fin el día 14 de septiembre, sin fastos oficiales y con el verano casi terminado, el Parque de Atracciones de Vizcaya abría sus puertas a las 6 de la tarde.
1355741084_adbe9e5ce9_o Con una inversión que ascendió a 515 millones de pesetas (3,1 millones de euros), daba trabajo a 130 empleados y en su tiempo se le consideró el más moderno y mejor parque de atracciones de Europa.
Estaba concebido preferentemente para un público infantil aunque disponía de atracciones para todas las edades como la montaña rusa, la noria más grande de Europa (26 metros) o un modernísimo circuito de Karts.
1400912863_11077f9c7b_o 1354832689_64a1d465d2_o Las estimaciones iniciales preveían una cifra anual de 1,5 millones de visitantes; que se rebajaron posteriormente a 1 millón; pero como veremos en el apartado “el cierre”, nunca se pasó de los 500.000.
1354747069_638e805bdb_b

Llegando al parque
Desde el principio se supo que la carretera de acceso no sería suficiente.
El mal estado de la calzada y la estrechez de la misma sin duda provocarían importantes retenciones.
Artxanda 0824 Esto se demostró desde el mismo día de la inauguración, pues tanto como para ir como para volver el atasco se prolongaba más de una hora.
Se habló de ensanche y arreglo e incluso de enlace con la autopista de San Sebastián, pero seguramente el mal ya estaba hecho.
Artxanda 0843 La recomendación de utilizar el autobús mermó el número de visitantes, pues a la incomodidad de depender de horarios se unían los precios; 13 pesetas adultos y 10 pesetas niños; muy elevados en comparación con las 20 pesetas que costaba acceder al Parque.
Para los vehículos particulares contaba con un parking de siete plantas con más de 1000 plazas y para los que viajaran en autobús, las paradas se colocaron en la misma puerta de entrada.Artxanda 0316 Artxanda 0834 Artxanda 0835 Artxanda 0837 Artxanda 0838

Artxanda 0230 Artxanda 0232

Las oficinas
Nada más llegar a Artxanda, casi más que las rojas pirámides, llama la atención la impresionante torre en la que se situaban las oficinas del Parque.
Artxanda 0833 Artxanda 0175 Similar a las torres de control de los aeropuertos, desde sus inmensos ventanales se dominaba todo el recinto.
Artxanda 0180 Artxanda 0328 Artxanda 0769 Artxanda 0845Artxanda 0298 Toda la parte administrativa estaba en este edificio y en ella se amontonan aún carnets de socio, planos de las atracciones, mapas y folletos del Parque y, sobre todo, miles y miles de entradas que nunca llegaron a venderse.
Artxanda 0304 Artxanda 0344 Artxanda 0279 Artxanda 0291Artxanda 0339 Artxanda 0340 Artxanda 0256 Artxanda 0259 Artxanda 0345 Artxanda 0346 Desde estos despachos, hace 20 años, se gestionaban conciertos, campañas publicitarias y todo lo relacionado con las atracciones.
Artxanda 0264 Artxanda 0267 Artxanda 0337 Artxanda 0338 Artxanda 0275 Artxanda 0282 Artxanda 0285Artxanda 0254 Ahora, mirando teléfonos desenchufados y archivadores humedecidos, lo único que se escucha es el ulular del viento que se cuela por alguna de las ventanas.Artxanda 0250 Artxanda 0251 Artxanda 0295 Artxanda 0303Artxanda 0325 Artxanda 0247 Artxanda 0280 Artxanda 0284 Artxanda 0289Artxanda 0309 Artxanda 0310 Artxanda 0330 Artxanda 0331 Artxanda 0336 Artxanda 0341Artxanda 0332 Artxanda 0347 Artxanda 0349 Artxanda 0354 Artxanda 0326

El taller
Un parque de atracciones es un sistema muy complejo que requiere de mucha atención respecto al funcionamiento de los carruseles como a la seguridad de los mismos.

Artxanda 0001 Artxanda 0003 Artxanda 0008 Artxanda 0013 Artxanda 0019 Artxanda 0022 Artxanda 0028 Artxanda 0029 Artxanda 0030 Artxanda 0033 Para garantizar estos aspectos, a la entrada del parque había dos grandes talleres de mantenimiento en los que se reparaban las atracciones dañadas, se cambiaban piezas gastadas o se guardaban las herramientas y maquinaria necesarias para cualquier intervención.
Artxanda 0031 Artxanda 0035 Artxanda 0039 Artxanda 0040 Artxanda 0045 Artxanda 0046 Artxanda 0048 Artxanda 0049 Artxanda 0050 Artxanda 0051 Artxanda 0052 Artxanda 0053 Artxanda 0057 Artxanda 0059 Artxanda 0063 Artxanda 0065 Artxanda 0067Artxanda 0077 Artxanda 0084 Artxanda 0087 Hoy, caminando entre restos oxidados, aún podemos imaginar la frenética actividad que tendría que haber en este lugar un día de alta ocupación.Artxanda 0073 Artxanda 0089 Artxanda 0099 Artxanda 0101 Artxanda 0104 Artxanda 0105 Artxanda 0108 Artxanda 0109 Artxanda 0110 Artxanda 0115 Artxanda 0116 Artxanda 0117 Artxanda 0118 Artxanda 0119 Artxanda 0121 Artxanda 0123 Artxanda 0124 Artxanda 0125 Artxanda 0126 Artxanda 0130 Artxanda 0132 Artxanda 0134 Artxanda 0135 Artxanda 0136 Artxanda 0137 Artxanda 0140 Artxanda 0144 Artxanda 0323

En la segunda y última parte, además de conocer por qué cerró el Artxanda podremos ver lo que queda de sus instalaciones, atracciones y restaurantes.

Agradecimientos
Encontrar la historia del Parque de Artxanda hubiera sido imposible sin contar con la Productora Artística Consonni y a su proyecto Vuelven las atracciones.
Además, todas las fotografías antiguas han sido cedidas por ellos y podéis verlas en su álbum de Flickr.

A Guillermo Santamaría, realizador audiovisual y autor de la página www.parquedeatraccionesdevizcaya.com, que nos ha facilitado las fotografías de los arquitectos y aclarado algunos aspectos.

También queremos agradecer a la Excelentísima Diputación Foral de Vizcaya las facilidades que nos dieron para acceder al recinto, así como a los vigilantes encargados de la seguridad del Parque, que fueron muy amables durante nuestra estancia.

Por último un abrazo muy fuerte a Iván Jaspe, amigo, compañero de visita y anfitrión de lo que fuera la parte española de la EuroQuedada 3 del Club CELA.

Fotografías: Daphneé García y Tomás Ruiz

27 comentarios:

Nalabcer dijo...

Ya podriais avisar de estas visitas con permisooo! Con los pedazo Rotweilers que hay cualquiera iba a entrar.

Gran reportaje!!

kaskero dijo...

Una entrada "Increible", como se puede llegar a un abandono así con lo que costó levantarlo.
Es como si hubiesen salido corriendo dejándolo todo como estaba.
Espero la siguiente con muchas ganas

Stewie dijo...

Nalabcer, la visita es de hace un par de años, cuando la Diputación daba permisos.
El vigilante llamaba a los perros, abria la puerta y fin del problema ;)

Kaskero, muchas gracias. A veces es un misterio lo de los lugares abandonados... pero pasa en todos los países... y cosas mucho más grandes y caras hemos encontrado.

Cybersurfer dijo...

Yo me quede con ganas de conocerlo, me atraen mucho los parques de atracciones, mucho botoncito veo yo para tocar.
Impresionante la primera parte, me he quedado con ganas de más.
Tengo los dientes que me llegan al suelo, hamijo.

Un abrazo!!

gazz dijo...

Qué nostalgia. Aún recuerdo la última vez que fui a ese parque, apenas había gente y te podías montar en todas las atracciones sin hacer cola. Cómo la gocé ese día con mis hermanos :-)
Una lástima que lleve tantos años abandonado.

Por cierto, excelente artículo.

Unai dijo...

Enhorabuena por el reportaje, muy bien documentado y magníficas fotografías.

La verdad es que distes en el clavo en cuando venir a visitarlo, desde que entramos los últimos por abril de este año ya están por la labor de ceder para visitarlo, hasta a la propia televisión local le costo acceder.

Un saludo.

Inazio dijo...

Increíble reportaje..recuerdo haber subido al parque en verano del 85, cuando tenía 11 años.Recuerdo ir en un autobús que salía desde la Plaza del Conde Aresti que tardaba una eternidad en llegar hasta las instalaciones.

Ese día fue una gozada, me lo pase´como un enano con mis tíos y me dio mucha pena cuando lo cerraron, ya que sólo estuve esa vez.

Stewie dijo...

Cyber, qué pena no haberte conocido un par de años antes... hubieras disfrutado visitándolo como un eneno.
Y encima con Dafy e Ivanín.

Gazz, Inaio... un favor ¿tenéis alguna foto de la época en uso del parque?

Unai, es cierto. Todos a los que se lo comentamos en su día y no pudieron venir no veas como se arrepienten.

DAPHNEE dijo...

Tuvimos suerte de poder visitarlo y de que Ivanin nos dijese que estaba abandonado y pedir los permisos.
Nos pasamos alli el dia entero.
Cuando encontramos un plano del parque, ibamos buscando cada atraccion e identificando los sitios.
Una pena no haberlo visto con los que os conocemos ahora, lo hubieseis disfrutado.

Sinuhe dijo...

Fantástico el reportaje, muy bien documentado y con unas fotografías magníficas. Quedo a la espera de esa segunda parte. :D

Un saludo

Stewie dijo...

Gracias Sinuhe, estoy preoparando ya esa segunda parte y muy pronto podréis leerla.

Jorge dijo...

FANTASTICO!!!

Stewie dijo...

El sitio lo merecía, jorge.
Muchas gracias.

Anónimo dijo...

para cuando segunda parte??

Stewie dijo...

Hola Anónimo,
La segunda parte está a punto de aparecer.
Lo malo que tiene querer ajustarse a la historia es que a veces requiere más tiempo del previsto.
En este caso, cuando ya estaba casi terminada, Guillermo Santamaría me ha enviado unas correciones que estoy aplicando, de ahí el retraso.
Pero intentaré que en dos/tres días esté publicada.
Disculpad las molestias.

Anónimo dijo...

Es fantástico el blog y esta entrada me encanto. Estoy deseoso de la segunda parte!

Stewie dijo...

Pues parece que se retrasa un poquito más, pero prometo que en cuanto pasen las fiestas la cuelgo.

Anónimo dijo...

Brutal!!Sencillamente brutal.

rafael dijo...

Aparte de aficionadillo a la arqueología industrial, el parque de atracciones me trae muchos recuerdos de mis visitas a él de chaval.
Gracias por el reportaje.

Stewie dijo...

Anónimo, muchas gracias. Qué bien suena lo de "brutal" cuando se dedica a una entrada del blog.

Rafael, muchas gracias y permíteme anunciarte que ya está publicada la segunda parte. Espero que te guste también.

Anónimo dijo...

¿Cómo se puede ir a el parque de atracciones desde Bilbao ? ¿Es peligroso?

Stewie dijo...

Hola anónimo:
Lo último que sé es que ya no se permitían visitas.
En todo caso habla con el departamento de HAcienda de la Diputación Foral de Vizcaya.
Y respecto al peligro, ninguno.

Anónimo dijo...

Increible me encantaria berlo

Anónimo dijo...

MUCHOS DOMINGOS DE DIVERSION CON LA CUADRILLA DE SANTUCHU.ESO NO NOS LO QUITA NADIE.GRACIAS POR DIVERTIRNOS.MELE.

Fran dijo...

No llegué a conocer el parque de atracciones activo porque nos era difícil llegar hasta allí.
Eso sí, menudo frío que pasamos alguna vez que desde Artxanda nos pensábamos si acercarnos al parque o no, con lo cual fue el mal tiempo el que nos quitó las ganas de conocerlo.

Muy buen artículo, saludos

Anónimo dijo...

Muy buen, reportaje! . Mis padres trabajaban ya mi y a mi hermana nos llevaban algun tio a pasar el dia. no os imaginais loq daria x poder visitarlo. cuando se hicieron las visitas no tuve la suerte de enterarm,ksi ganas de llorar.gracias

Esperando al tren dijo...

Gracias por la visita, Fran y anónimos. Yo no lo conocí en uso, pero imagino cómo os debéis sentir los que sí que lo hicisteis.