21 de noviembre de 2007

El Château de la Mercerie (ampliación)

Este magnífico palacio perdido en el centro de Francia fue, como la mayoría de las veces, un “abandono” que apareció yendo hacia otro lugar.
Como quiera que en la primera ocasión desconocíamos por completo la curiosa historia del lugar, decidimos hacer una segunda visita para explorar más a fondo y descubrir los numerosos detalles que habíamos pasado por alto.
Esta es la segunda parte, o mejor dicho, la ampliación fotográfica de la primera entrada que se publicó en “Esperando al tren”.
Bienvenidos, una vez más, al Château de la Mercerie.

Comenzamos echando un rápido vistazo a su interior. Antes de continuar decir que está cerrado y que esta fotografías están hechas desde las ventanas.

Al menos el ala que se ve desde la calle consiste en un espacio diáfano (como diría Shadow en su blog) y su estado de conservación está cercano al abandono.

Al parecer los guardeses, que habitan en la parte trasera del palacio, llevan a cabo únicamente las tareas de mantenimiento imprescindibles para que no se caiga.

Aún así, sin una rápida intervención, en la próxima visita seguramente ya no estará la veleta en lo alto del torreón.

Repasamos ahora la ornamentación de la fachada, compuesta principalmente por elementos de estilo clásico como medallones o guirnaldas…

… referencias a las artes y las ciencias…

… cornisas con motivos florales…

… y bustos sobre pedestales de personajes míticos y reales.

Gran parte de los adornos no llegaron a esculpirse, quedando en bruto los bloques de piedra. Aquí podemos verlos y compararlos con los que sí que se terminaron.

De otros, sin embargo, jamás podremos conocer el resultado final.

Por último, algunos bloques no llegaron ni a colocarse en la fachada, quedando en el suelo olvidados para siempre.

La falta de fondos hizo que la mayor parte del edificio, aunque imponente, no sea más que un simple decorado sin nada detrás.

En un sorprendente buen estado siguen estando el jardín y el camino que lo rodea.

A modo de póstumo homenaje, aquí está la trascripción (y traducción) de las placas de las tumbas de los hermanos Réthoré.

“Ici repose
mon frère Alphonse Réthoré
né le 31 juillet 1905
mort le 16 mai 1983
C’est LUI qui a dessiné puis
realisé le nouveau château
ainsi que les interieurs.
Raymond Réthoré”
 
“Aquí descansa mi hermano Alphonse Réthoré, nacido el 31 de julio de 1905 y muerto el 16 de mayo de 1983. Es ÉL quien ha diseñado y después realizado el nuevo castillo, al igual que los interiores. Raymond Réthoré”

“Ici repose
Raymond Réthoré
né le 4 juin 1901
décédé le 15 decembre 1986
Maire de 1935 a 1983
Député elu en 1936
et de 1958 à 1978
C’est Lui qui rapporta
statues, tableaux, azulejos
qui ornent le château des
differents pays europeens
qu’il visita”

“Aquí descansa Raymond Réthoré, nacido el 4 de junio de 1901 y fallecido el 15 de diciembre de 1986. Alcalde de 1935 a 1983. Diputado electo en 1936 y de 1958 a 1978.
Es Él quien trajo las estatuas, cuadros y azulejos que adornan el castillo de los diferentes países europeos que visitó”

Texto: Tomás Ruiz
Fotografías: Daphneé García y Tomás Ruiz

2 comentarios:

Antonio dijo...

Parece buen lugar para okupar...
Si me tiran de casa, ya sé dónde esconderme.

Stewie dijo...

Lo malo es que te pillaría un poco lejos para ir a dar clase ;)
Además, te llamarían "Antuán", así que nada, mejor en Castellón, que hace bueno.
Un saludo, Antonio.